El juego colectivo, la lucha y la entrega  fueron las armas de Teslacard Círculo Gijón para llevarse la victoria.

 

El encuentro comenzó con un equipo local muy intenso y junto con un gran acierto de Djordjevic y de Martyce sobre la línea del triple provocaron una brecha en el marcador. (17-6)

En el segundo cuarto el protagonista fue el canadiense Shane Osayande que hizo un buen trabajo tanto en ataque como en defensa. Mientras el Teslacard mostraba su gran juego, el equipo Vasco intentaba reaccionar poniendo más intensidad en defensa y en el ataque, poniendo más ganas que cabeza, fue frustrado por la gran defensa del Teslacard que cogió hasta 62 rebotes durante todo el partido. Finalmente se cerró la primera mitad del encuentro con un 46-31 en el marcador.

Tras el paso por el vestuario, el Círculo Gijón quiso sentenciar el partido. Aparecieron Robert Swift y Yengue para unirse a la fiesta y prácticamente dejando sin opciones al Eleyco para el último cuarto.

Último cuarto en el que el Baskonia quería arrear para acortar distancias pero la aparición otra vez de Osayande y la veteranía de Saúl Blanco finiquitaron el partido. Un 87-73 que pone al Teslacard Círculo Gijón en décima posición a dos victorias de la salvación.

Un buen partido que tuvo como anécdota un apagón en el Palacio de Deportes de Gijón a falta de 24 segundos y que la afición respondió poniendo la luz. Luz que está viendo poco a poco este equipo y afición que lucharán juntos por la permanencia.